Espacio de Salud

Las adicciones III: Síndrome de Popeye

 
 
Disminuir tamañoAumentar tamañoCambiar tamaño  Imprimir Imprimir
 
       
   
   
  Por Rubén Sánchez Aiech (*)

Los especialistas en adicciones llaman a la adicción a cocaína como el Síndrome de Popeye, los consumidores de cocaína sienten en su primer estado, euforia y omnipotencia (como Popeye). Pero la cocaína es el camino de la destrucción.
Se ha demostrado que el cerebro del adolescente es mucho más sensible a la experiencia con «substancias», y se sensibiliza más, que un adulto, que también prueban por primera vez. Todo esto lleva al cuerpo medico, que una que una adicción en una persona joven, es extremadamente peligrosa, por su capacidad adictiva.
Consecuencias cardiovasculares a la adicción de cocaína:
En USA en el año 1986, el jugador del Boston Celtic (NBA) Lionel Byass, en una fiesta, por la firma de un importante contrato, como parte de los festejos consumió cocaína, en aquella época considerada «una droga recreacional», sufrió un infarto cardiaco y murió, ante los ojos atónitos de su país y del mundo.
Este episodio encendió la alarma a nivel mundial, causa efecto, Cocaína/ daño Cardíaco.
Hasta el año 1980 se consideraba que toda enfermedad cardiaca de un joven era «Congénita» hasta que no se demuestre lo contrario. Desde 1986 en adelante el principal factor etiológico de enfermedad cardiovascular es la población juvenil es la «cocaína», reiteramos en cualquiera de sus formas de presentación.
En el año 2005 la Revista Circulation, publica «los consumidores de cocaína corren un grave riesgo de padecer aneurismas coronarios y ataques cardíacos, inclusive después de haber dejado de hacerlo.
Drogarse es una practica con severas, consecuencias a corto o largo plazo.
Estos dos ejemplos polares, nos demuestra conocimientos científicos avalados, para reconocer la cocaína, como una droga con un alto potencial mortal, teniendo a las regiones cardio y cerebro vasculares como blanco de elección, además de dañar el sistema nervioso central, y el resto del organismo humano.
Si el consumo de cocaína se acompaña con alcohol, como la mayoría de los casos, se forma el Cocaetileno, que es mucho más tóxico para el corazón y el cerebro, afectando el hígado, induciendo crisis epilépticas y aumentando el riesgo de muerte súbita, entre el 18 y 25%.
En los fumadores de cocaína «Crack», las lesiones pulmonares son gravísimas.
La revista Cardiológico del año 2005, publica un artículo miocardiopatía (agrandamiento cardíaco) por consumo de cocaína, en dicha publicación, informan que el incremento de cocaína en los últimos años, han producido severas complicaciones cardiovasculares, desde infartos, arritmias, agrandamiento cardiaco, y muerte súbita.

Conclusión:
Se ha demostrado que el aparato cardiovascular de un abusador de cocaína de 40 a30 años de edad, puede ser comparado al de una persona de 60 años, echo que adquiere especial relevancia debido a que la edad avanzada es por si mismo un factor de riesgo vascular.
Próximo tema: Cocaína daños en el sistema nervioso central y en la moral

Especialista en Clínica Médica. Magíster en Psicoinmunoendocrinología y Magíster en Neurofarmacología, Universidad de Favaloro sanchezaiech@hotmail.com

 

 


La Mañana Cipolletti
Redacción Cómo anunciar  |  Webmaster
Cipolletti - Mengelle 34 - Teléfono 477 3392 - Fax: 478 2371
Copyright © 2002-2004 - La Mañana Cipolletti - Todos los derechos reservados
 
Visite La Mañana Neuquén

Visite La Mañana Roca
 
 



Min.: 2°c
Máx.:
12°c
Cielo parcialmente nublado o nublado. Probabilidad de lluvias. Vientos moderados del sector oeste.

 Transportes Interurbanos
 Guía Profesional
 Teléfonos de urgencia
 Farmacias de turno
 Transporte Aéreo
 Quiniela
 Horóscopo
 
 
 
 
 

Cine
Teatro
Recitales
Televisión
Videos

 
 

Revista Caras