14 de abril de 1976

Una tragedia aérea olvidada

 
 
Una de las alas que perdió el avión antes de derrumbarse
en la meseta Esperanza.
Se cumplen hoy 30 años del accidente que dejó 37 víctimas cuando cayó un avión de la petrolera estatal y que marcó la historia de la aviación neuquina.


Disminuir tamañoAumentar tamañoCambiar tamaño  Imprimir Imprimir
 
       
   
   
  Enlutó a la comarca petrolera. El avión, un Avro Bravo, cayó en la
meseta viniendo de Rincón.

Cutral Co > La tarde del miércoles 14 de abril de 1976 había comenzado en Rincón de los Sauces como muchas otras. La mayoría de los obreros de YPF se aprestaba a continuar su rutina diaria, principalmente durmiendo la siesta o tomando unos mates, mientras que una minoría hacía sus valijas para volver a casa, beneficiados con días de franco.
Uno de ellos era el doctor Rubén Terzano, que sufría de algunas dolencias y por ello sus compañeros Badilla y Manqueo le pidieron que no viajara enseguida, que esperara el vuelo de las 17, que venía de Catriel, pasaba por Rincón y después seguía para Cutral Co.
Badilla, contaría después Manqueo, se detuvo a comprar en un kiosco y no alcanzó a subir, pero sí lo hizo Terzano. Pocas horas después fueron advertidos del accidente y debieron ellos mismos, en su calidad de enfermeros, llegar hasta el lugar de la tragedia en asistencia a los supuestos sobrevivientes. La caída del avión Avro Bravo, ocurrida hace 30 años, es la mayor tragedia de la aviación neuquina.
Los Avro Bravo eran aviones de fabricación inglesa, que no habían mostrado problemas en su desempeño, aunque luego del accidente surgieron varios antecedentes en ese sentido. Volaban de manera diaria hacia los yacimientos de petróleo exclusivamente con el personal de YPF, por ello las 37 víctimas eran empleados de la estatal, 34 de ellos trabajadores y los tres restantes eran la tripulación.
La causa de la caída, se determinó luego, fue una falla en una de las alas. A la pieza se la halló a dos kilómetros del resto del avión, casi entera, a diferencia del resto del aparato del que sólo quedaban restos muy pequeños, lo que hizo pensar que el ala se cayó en pleno vuelo.
Ante la noticia del accidente, las autoridades militares que apenas habían tomado el poder unos días antes pensaron en un atentado, pero a poco de investigar se corroboró que era una fatalidad. Sin embargo las sospechas hicieron que los familiares de las víctimas sólo se enteraran muchas horas después y en la mayoría de los casos por vecinos o allegados, ninguna información oficial de la empresa o las autoridades.
En el instante en que se derrumbó el avión muchas vidas se vieron afectadas y muchos interrogantes quedaron sin respuesta. Badilla, por ejemplo, que salvó su vida al comprar en el kiosco, o Raúl Contreras, que no tenía que viajar pero quiso volver antes a casa y un compañero le dejó su lugar. Decenas de historias signadas por el destino.
Los familiares no recibieron el cuerpo de las víctimas porque era imposible reconocer los restos. Fue un sepelio multitudinario, con cajones cerrados que casi nadie puede decir qué contenían. La mayoría quedaron en una tumba común, donde luego se construyó un altar y luego YPF depositó una placa con los nombres de todas las víctimas y a modo de homenaje.

Hubo 37 muertos

Cutral Co > La familia ypefiana todavía llora a las víctimas de la caída del avión, aunque muchos de los habitantes de esta ciudad ahora casi no las recuerdan y tal vez nunca las hayan conocido.
Para preservar la historia vale recordar el nombre de quienes perdieron la vida en el accidente:
Marcelino Porro -Jorge Vázquez -Jesús Reyes -Hugo Sandoval -Teodoro Sandoval -Agapito Bustos -Felix Marín -Sixto Rojas -Carlos San Martín -Mario Sanbueza -Abelardo Campos -Ángel García - Abdon Abarzúa -Carlos Retamal -Mario Casanova -Omar Carbone -Carlos Rodrigo -Daniel Arcusa -José San Martín -Juan Rodríguez Yáñez -Anacleto Baigorria -Gabriel Giménez -Juan Sepúlveda -Domingo Durán -Ricardo Seru -Florentino Zuñiga -Paulino Catricura -Joaquín Nieto -Ramón Sosa -José Bascuñán -Raúl Contreras -Aldo Carrizo -Juan Peduzzi -Rubén Terzano.

Se le cayó un ala en el vuelo

Haciendo instrucción en Aeroparque, el Avro Bravo sufrió un aterrizaje forzoso. El ala se había dañado y fue reparada.

Cutral Co > El avión Avro Bravo que cayó en 1976 era considerado como confiable en aquella época, pero la extraña pérdida en vuelo de un ala hizo que se dudara de la fiabilidad de su construcción.
Agustín Pérez fue piloto durante varias décadas en YPF y además contemporáneo de los tripulantes que murieron en la tragedia del ’76. Según su versión, que quedara registrada en el documental Zoom de JV Producciones, 5 a 6 años antes de que ocurriera el accidente el avión sufrió un aterrizaje forzoso “haciendo instrucción en Aeroparque”.
Ninguno de los que tripulaban la nave notaron lo violento de la maniobra hasta que recibieron la advertencia del operador de torre, que les recomendó revisar la aeronave. “Allí notaron que se había torcido, llegaron ingenieros de Inglaterra y se reparó lo dañado. Las alas no se habían torcido por lo que supongo que las revisaron y quedaron igual”. Las autoridades nunca lo relacionaron, pero quizá de manera imperceptible las alas no se encontraban en estado de uso óptimo.
Lo cierto es que en pleno vuelo, a pocos kilómetros de Cutral Co, sobre la meseta Esperanza, el avión cayó desplomado tras haber perdido de cuajo una de sus alas.

 

 


La Mañana - Neuquén
Redacción Cómo anunciar  |  Webmaster
Neuquén - Fotheringham 445 - Teléfono 4490400
Copyright © 2002-2008 - lmneuquen.com.ar - Todos los derechos reservados
 
 
 



Min.: 5°c
Máx.:
14°c
Mejorando con nubosidad variable. Vientos leves del sector sur.
 
 

Energía
Productivo

 


Especiales La Mañana Neuquén

Visite La Mañana Cipolletti

Visite La Mañana Roca
 Transportes Interurbanos
 Guía Profesional
 Teléfonos de urgencia
 Farmacias de turno
 Transporte Aéreo
 Quiniela
 Horóscopo
 
 
 
 
 
 
 

Cine
Teatro
Recitales
Televisión
Videos

 
 

Revista Caras